martes, 17 de noviembre de 2015

Capítulo 6

Aquí os dejo el sexto capítulo de mi historia se que hoy no es sábado pero no he podido evitar subirlo. Por supuesto el sábado tendréis el capítulo 7 y el domingo será vuestro domingo articulero jajajaja. Como veréis la cosa ya se va poniendo un poquito más complicada jajaja. ¡¡¡DISFRUTADLO MUCHOO !!!

Un saludo Ángela :)





Allí estaba ella, una chica con melena rubia, ojos claros, delgada sofisticada a la hora de vestir y mucho más alta que yo, llamando la atención de todos cuantos la rodeaban.
Preocupados por la situación la chica se abalanzó con euforia a Austin provocando que nuestras manos se separasen.

-¡Cuánto te he echado de menos!-Exclamó la despampanante rubia.
-Hola Claire, ¿qué haces tú por aquí?-Preguntó un tanto desconcertado Austin.

La gente se fue yendo de la zona dejándonos a los tres solos y sobre todo a mi sola, pues ellos dos estaban tan contentos y tan abrazados que por un momento llegue a pensar que sobraba en aquella escena.
Sumergida como siempre en mis pensamientos, y esta vez he de reconocer que no eran nada agradables, Austin alargó su brazo hacia mi y le dijo a Claire.

-Mira Claire, te presento a Catherine una persona muy especial- Austin me guiñó el ojo y yo no daba crédito a la presentación:"una persona muy especial" que soy ahora ¿tu hermana?.
-Hola-le dije poniendo una de las mejores sonrisas que tras esa situación me podía permitir. Nos inclinamos y nos dimos dos besos.
-Con que persona especial eh Austin..¿ya me has olvidado?-Dijo la rubita con una sonrisa picarona.
Los peores pensamientos se apoderaban de mi y me nublaban la cordura.
Austin sonrió sin contestar ya que el timbre sonó para ir a clase.
Cuando terminaron las clases Austin y yo nos dirigimos hacia el coche para volver a casa.
Me limite a ir todo el camino callada,fue entonces cuando Austin me miró y me sonrió yo no pude contestarle de la misma forma.
-Venga Catherine no seas así, sabes que yo te quiero.- Dijo con voz complaciente.
Yo seguía sin poder contestarle cuando paro en frente de mi casa baje del coche sin poder decir nada. Él me cogió de la mano y me volvió a repetir:
-Te quiero, Catherine.-Fue ahí cuando no tuve más templanza y me genio se desató.
-Déjate de tonterías ahora, sabes que aún la rubita te sigue gustando. ¿Que soy ahora tu hermana pequeña para decir que soy "una persona especial"? Mira Austin si quieres quedar con ella incluso volver con ella vete yo ya estoy harta de tus tonterías de "chulo playa".
-Pero Catherine...-Le volví a interrumpir.
-Déjame en paz, de verdad Austin creo que será mejor que todo vuelva a ser como antes.
-¿Qué quieres decir?-Preguntó atónito.
-Quiero decir que tu por tu lado y yo por el mio Austin, eso quiero decir.-Acto seguido cerré la puerta del coche dando un portazo y salí corriendo hacia la puerta de mi casa.
Abrí la puerta y sin dirigirme a mis padres, me fui escaleras arriba a mi habitación.Tiré la mochila y me abalance a la cama. No podía parar de llorar pero algo irrumpió mi llanto.
Una piedra envuelta en papel rompió el cristal de mi ventana. Me levante y corrí hacia la ventana para ver quién había sido el que la había roto. Allí no había nadie. 
Me dirigí hacia la piedra envuelta en papel.Cuando la desenvolví pude leer el texto que guardaba ese papel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario